Veinte años no es nada

0

Hace treinta y tantos años, era vecino de Miraflores de la Sierra, vivía en una casa orientada hacia el sur y podía ver a lo lejos la contaminación de Madrid, siempre con la figura pétrea del Monte de San Pedro; día a día miraba por la ventana y me fijaba en un pequeño grupo de casas que no reconocía, no sabía a priori si era Soto, Colmenar.

En aquel entonces era motorista y un día quise conocer este extraño paraje que parecía tierra de nadie, por supuesto me tuve que guiar por mi intuición y tras llegar a Soto con mi moto de trial iba buscando caminos hacia la izquierda, primero por la carretera de Guadalix, y finalmente por el Camino el Valle, efectivamente, por allí fui y a medida que me alejaba del pueblo, por este sendero estrecho y mal cuidado, entre granjas y casillas rurales, llego al imponente Puente de los Once Ojos, me fascinó su envergadura y paré debajo a fumar una pipa,… que tiempos.

Desde allí se alzaba una urbanización, que comencé a recorrer hasta coronarla, una subida impresionante pensé, efectivamente en el alto donde ahora están las antenas, se podía divisar un paisaje espectacular, toda la sierra, el Valle de los Caídos, la Pedriza, el embalse de Santillana, y hasta Pico de la Miel, estuve horas mirando disfrutando del momento y no me cansaba.

Me acordaba de este sitio de haber estado de crío, siempre hubiese recordado este lugar era tan especial que empecé a volver una vez y otra….

Cuando pasaba por ahí mi mujer sugería el comentario de que el sitio era precioso, pero complicado para vivir, carecía de servicios, lejos de los pueblos, los fines de semana había gente pero el resto de los días parecía la boca del lobo.

Un día de primavera paseando de nuevo por la zona encuentro una vivienda en venta y la curiosidad me invitó a preguntar, el azar hizo que esta fuese mi nueva casa y más de veinte años después sigo pasando día a día, por esas calles, ahora más iluminadas, allí nació mi hijo y lo mejor es que sigo transitando por el mismo Camino del Valle, igual de estrecho, con los mismos baches, …

Sólo puedo decir una cosa, me encanta este sitio.

Los comentarios han sido cerrados.